La Clé


LaClé

Me llaman LaClé. Trabajo enseñando a futuros trabajadores de la hostelería a hacer bien, muy bien, su oficio. Tienen que aprender a estar pendientes de las necesidades de los clientes, a intuir cuál es su apetito. Si les falta pan, si quieren beber o si ya les apetece el postre a los señores clientes. Todo esto sin saber más de sus necesidades que ellos mismos, se sentirían invadidos. Es muy difícil atender a la necesidad más primitiva del ser humano. El hambre insatisfecha puede provocar ira y es muy importante que el consumidor se sienta bien atendido. De algo me han de servir 25 años trabajado en el burdel de Wisconsin.



La Clétoris

38 comentarios:

Juanjo dijo...

En ambos oficios, sin duda, la psicología es básica para el triunfo. Saber lo que se desea, y lo que se puede dar.

tu dijo...

y dónde puedo contratar a esa "maestra"?

DR. FREUD dijo...

En cada uno de nosotr@s hay escondida una Clé

Luz de Gas dijo...

Estoy con el doctor todos tenemos un poco de la señora en nuestro interior.

Landahlauts dijo...

¡Qué mejor escuela para conocer al ser humano!
Una trabajo admirable, cuando se hace bien.
Saludos.

Dr.Krapp dijo...

Lo importante es la vocación de servicio como decía Fraga y el resto del zoo político franquista.

Efter dijo...

Si es que hay ser profesional en todo. Los chinos en los restaurantes saben mucho de eso, siempre me retiran el botellín de cerveza de la mesa en cuanto consumo la última gota. No antes, no después.

Maritoñi dijo...

Por una vez Efter me ha parecido divertido. Yo llevo una clé dentro, pero muy dentro.Mientras dure Premios Maritoñi, iré disfrazada de Audrey Hepburn.

Pantagruel dijo...

La Clé, que puedo hacer para matricularme en tu academoa?

cristal00k dijo...

Ah! pues la tal Laclé, sabe un huevo (uix!) y parte del otro de "piscología" humana. Me cae bien. No la dejes morir, plis! seguro que tiene un montón de cosas que decirnos. Sácala a pasear de tanto en tanto.
Besos!

Señor colostomizado dijo...

Sí sí sí, todo lo que tú quieras bonita, pero... ¿a qué no cambias bolsas?.

Lukas ThyWalls dijo...

Bueno... no se que decir... emmmm... De aquí a nada te veo escribiendo los textos de los botes de gel de baño, porque vamos, mucho más que eso no has escrito...

Seguro que mas filo le puedes sacar al personaje, vamos, digo yo, que si a partir de ahora vas a escribir micro-cagarrutis-relatos... tu bisbo.

Maritoñi dijo...

Su blog está nominado en Premios Maritoñi 2009.

ana. dijo...

Hermosa LaClè!!! Y tiene razón, de algo le van a servir tantos años en su oficio si se trata de satisfacer necesidades primitivas. Un abrazo.

Rocío dijo...

Muy original, me gusta. El final es inesperado, sorpresivo, apabullante, como deben ser ciertos finales...
;)

Soportándome dijo...

Gracias a todos por leerme. Agradecida, emocionaaaada... gracias por veniiiiiir. Es todo un personaje la Clé, de eso se trata en los microrelatos, con breves frases construir una historia o un persona. Respecto a las críticas de que escribo poco, o en la etiqueta de un champú, os pondré varios microrelatos a la vez. Abrazos pa todos!

Fermín Gámez dijo...

Hábil esa destreza de no invadir el derecho de los clientes a la conciencia de sus necesidades propias.

En el fondo las necesidades deben ser íntimas. Si no, el mundo no sigue su curso.

Novicia Dalila dijo...

La profesionalidad ante todo. En cualquier sector.
Yo soy una gran Clé, porque, como dice Sigmund, en cada uno de nosotros hay una Clé, la diferencia entre unas y otras vendrá determinada por la calidad,no??

Besos Soport.

Lilyth dijo...

Las necesidades básicas... quien no quisiera ser lectora de las mismas, sin invadir... todo un arte creo yo.

Dédalus dijo...

Eres un bicho!
Este cuadro del "Folies..." es una auténtica obra de arte. Siempre me han llamado la atención dos cosas: la mirada ausente de la camarera y el reflejo imposible del observador, situado en un ángulo inverosímil.

Besos.

Soportándome dijo...

Intenteré luchar por mi puesto, besosççççççç1

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Todavía tengo que comentarte tu anterior entrada, que no me dio tiempo. Debo tener "la Clé" en una cértebra cerbrical deshecha, tu me entiendes. Y todavía tengo que comentar el Sr.Customizado déso e intentarle poner un comentario a Eponine y a Lukas. "La Clé" de blogar está claro que es tener una secretaria, un secretario u ocho manos, no puó más:-) jejejej. Con las manos ocupás...pica menos "la Clétoris"...aunque ¿Eso que é? Oyyy...me tocaba poner un comentario deslavazado...en algún sitio:-), y sacar la palabra "deslavazado" para parecer cultillo y tal:-)
Besotes.

Fuxia Magellanica dijo...

Que maravilla tu blog, que hermosa la estetica.

Me pasare por aqui a menudo.

Un beso, Fuxia

Cartofen dijo...

Me parece una buena entrada, felicidades.

Sirena Varada dijo...

Yo a LaClé le veo más bien cara de fastidio y resignación. Tal vez se deba a que ha estado demasiados años pendiente de atender la insatisfacción de sus hambrientos clientes.

Un micro bien original.

Un beso

nsK dijo...

Yo ya me siento invadido en muchos sentidos, así que estoy abierto a nuevas invasiones. Quién sabe, tal vez esas personas que sepan más de mis necesidades que yo mismo... me abran un poco los ojos.

efe dijo...

Por algo lo llaman la profesión más antigua del mundo.
Un saludo.
efe

Maritoñi dijo...

Has sido nominado en Premios Maritoñi edicción 2009. Ahora en literario, ya estarás contento o contenta.

---___--- dijo...

vaya, ambos estamos nomidado en los premios Maritoñi XD. y me ha agradado toparme con su blog, este cuadro esta en las memorias de mi niñez, recuerdo haber oido hablar de ella en algun documental y si no mal recuerdo fue uno de los ultimos cuadro que hizo el autor antes de morir...me ayudaria a esclarecer quien era el autor?un saludo y suerte en los premios!

Endocimia dijo...

que buen diseño el de tu pagina, me encanto, te felicito.
besos

Galán de Barrio dijo...

Necesito que la Clé me enseñe un par de modales...

caotico_jq dijo...

Jeje... qué granda LaClé.

Pues oye, que sepas que a Borrasca le voy a sacar yo las uñas. A ver qué se ha creído... XDDDDDD

Jesús Ortega dijo...

Hola, Soportándome.

Mmm. Final sorpresa que obliga a releer o a reinterpretar el cuento.

El deseo, el apetito. Sexo y comer.

Me ha gustado mucho esa frase, esas cursivas: "sin saber más de sus necesidades que ellos mismos, se sentirían invadidos"...

Bravo.

Soportándome dijo...

El cuadro es de Manet, "la camarera". Yo también participo en los premios, pero me carga un poco esa señora tan pedante, la verdad. Ahora me ha cambiado de nominación.

Borrasca dijo...

Bien se dice que la práctica hace al maestro...

Besos borrascosos

Borrasca dijo...

Caotico me creo lo que soy... LA GANADORA!!!!!!!!!!!!!

Por cierto querido, te espero muy húmeda, en la piscina of course

Sombras en el corazón dijo...

No sabía yo, ni la monjita que nos enseñó arte, la tremenda historia de eficiente depravación que se escondía detrás de este cuadro.
Eso sí, por mucho que diga la señora, sigue igual de distraída y aburrida que cuando la conocí. No me parece a mí que le importen tanto los clientes...

Un abrazo

niñaca dijo...

Ese cuadro de Manet yo lo ví en directo, en una excursión al Museo del Prado que hicimos con mi profesor moderno de ingles. Es impresionante y tu relato tambien.