De compras


Como cualquier adolescente, cuando tenía quince años quería ser diferente, no tenía pelos en la lengua y pecaba de imprudente. Mi prima Marta y yo nos detuvimos delante de aquel escaparate. El maniquí llevaba puesto unos sencillos pantalones y tenía pelos en los sobacos ¡Aquello si que era diferente! Entré al probador y me quedaban divinamente. Me miré al espejo y se ajustaban a la altura de la cintura que a mi me gusta. Al salir el pantalón empezó a subirse hasta mis sobacos dejando mis pechos atrapados bajo de la tela. Una línea de botones recorría el pantalón desde mi entrepierna hasta mi cuello. Mi prima me dijo: no sé, te quedan raros.
Me acerqué a la dependienta, una chica monísima, con el pelo rojo muy bien cortado, para preguntarle cómo me quedaban. De pronto me di cuenta que la chica llevaba los mismos pantalones hasta el cuello; y empezó a gritarme como una loca y con la boca desencajada: te quedan horribles ¡Espantosos!
Se ve que todos queremos ser diferentes. Cuando quise pronunciar unas palabras de queja, me di cuenta que estaba atrapada por el silencio. Tenía mi lengua llena de pelos y no podía quejarme. No me salían las palabras.

50 comentarios:

Borrasca dijo...

Debe ser la hora...
Con este relato me pasó como cuando vi hace como mil años la película Satyricon de Fellini, me he quedado sin palabras, o será que también tengo la lenguaa llena de pelos????

Besos borrascosos

ybris dijo...

Curiosas pesadillas.
Eso tiene ir de compras y fijarse en maniquíes con pelos en los sobacos.
Yo compro sólo ropa de usar y tirar:
la uso hasta que tengo que tirarla.

Abrazos.

Pantagruel dijo...

Pues no sé qué decir. Es que yo nunca voy de compras, ni sola ni con mi prima.

Luz de Gas dijo...

La dependienta lo que no quería que te llevaras unos como los de ella.

Las barbaridades que somos capaces de ponernos porque a lo mejor se lleva.

Eres un encanto, que lujo leerte, me encanta.

Besos en pelota

Efter dijo...

He visto barbies con pelos púbicos pero nunca en los sobacos. En América dirían que es un maniquí muy europeo. Lo mismo triunfa, voy a patentarlo :D

Parsimonia dijo...

Esa dependienta era una bruja y una guarra!
En Mango pasaba eso antes. Me gustaba una prenda y cuando levantabas la cabeza, te dabas cuenta de que la llevaban todas las dependendientas.
Ya no voy, así que no sé...
Besos

Novicia Dalila dijo...

Oues a mi me ha dado un yuyu que pa qué.... Parece una peli de terror...El retorno de los pantalones vivientes o algo así...

Estamos a un paso de la ropa interactiva :S... Miedo me da

Besos

Maritoñi dijo...

Entonces tu locura viene desde la adolescencia. A mi me viene de los problemas de pareja. Cada cual con lo suyo...

Dr.Mikel dijo...

Pero que mala es la envidia.

El Buscador de Miradas dijo...

El relato tiene algo de kafkiano, siempre hay un punto surrealista distorsionando la realidad, con los pelos como leit motiv a lo largo de la narración. Me gusta.
Kafka también :)

Eponine dijo...

Es muy triste el día en que te das cuenta de que ya no eres un niño que dice todo lo que piensa y que prefieres joderte por dentro antes que ofender a alguien o quejarte por algo.
Yo no recuerdo si alguna vez he podido decir sin tapujos todo lo que pensaba, pero a veces me gustaría poder hacerlo: cuando me traen la comida salada en un restaurante, cuando se me cuela alguien en alguna cola, cuando me quitan el aparcamiento al que había echado el ojo... en fin... y un sinfín de etcéteras.
Disfruta con tus pelos en la lengua. Son tan necesarios como molestos. Son... simple supervivencia. Besotes.

Gara dijo...

Unmm si la envidia fuese tiña...

Un relato lindo, lo encontre diferente, pero con tu toque,genial!!!.

Besos

Galán de Barrio dijo...

santos pantalones, batman!

genial historia, breve y loca

Señor colostomizado dijo...

Unos pantalones así harían explotar la bolsa de mi colostomía. Yo sólo puedo usar mis pantalones grises de pijama holgados, le pese a quien le pese.

tu dijo...

pues no sé que decirte..

Steve McQueen dijo...

Es precioso soport, me he quedado sin palabras, no sé qué decir...

efe dijo...

Pantalones extras que sirven de traje completo,lo malo los pelos que esos te pueden atragantar.
Relato muy imaginativo.
Saludos

lisebe dijo...

Esta tarde he ido de compras y cuando me han enseñado un pantalón radicalmente he dicho que no!!!

Es curioso lo que pueden marcar unas letras... (no será que pones un encantamiento), porque al final me he comprado una faalda y una blusa..

Y no he visto axilas sin depilar por ningún lado!!!

Vaya proeza después de leer tu relato!!! jajaj

Besitos cielo

Al golpito dijo...

Lo he leído tres veces ... y creo que si lo hago una cuarta, seguiré igual ... sin palabras.
Genial como siempre.

Ego dijo...

Depílate la lengua YA.
Y ponte una minifalda, que te queda genial.
Un (b)eso alejandrino

Winnie0 dijo...

A mi me ha dado "susto" ese pantalón...¿lo pretendias? pues perfecto...Besos.

Lilyth dijo...

Una víctima mas de la moda

XD

magnolia dijo...

ahora que soy adulta me siento diferente por que sigo siendo una imprudente, eso sí imprudente que usa tecnicismos.

bequi dijo...

me ha encantado lo de la lengua llena de pelos.nadie habla de eso.solo de cuando no se tienen.

Pipo dijo...

Buen escrito. Directo. Siempre se ve gente con la lengua llena de pelos. Abrazos. Pásate por allá.

Lansbury dijo...

Uf una vez hice eso, me probe uno de esos y parecia una morcilla, una morcilla en vaqueros claro jajaja, las dependientas no me gustan en general, porque me miran raro cuando compro una 36, ya se que no entro en una pero quiero hacer un regalo. UM, Un beso sin pelos en la lengua

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Esos van a ser los Levi's 517, como si lo viera...:-). Es un nuevo conceto, pero claro, hay que hacer lo que es la depilación porque sumsume todo el vello (de gallina), lo que pasa que hacen tipazo. La dependienta, una envidiosa llevándolos de prestado...
En seguida me he dado cuenta, porque si quedan al nivel del cuello, culo caído no hacen, y entonces, bueno, el triunfo es total. Son los Levi's 517 Pom-pom-Neck, que los llaman:-)
Besotes.

pon dijo...

Peazo de relato corto de terror......qué bien narras, Soport, da gusto asomarse.

niñaca dijo...

Muy original, soport. seguro que tu tenias mujor tipo que ella y los pantalones te quedaban mejor. Lo de los pantalones que trepan hasta el cuello me ha dado un poco de grima, menos mal que yo los uso de los que se ve la rajilla del culo.

Thiago dijo...

Por dios, asfixiado por los pelos del chocho? que muerte tan terrórifica... Recuerdame que a partir de ahora huya de los pantalones de talle alto... Claro que yo siempre los llevo por debajo del culo, no creo que corra peligro, jajjaja

Bezos.

caotico_jq dijo...

Dios... pasaste de no tener pelos en la lengua a tenerla llena de pelos!! ¿Qué más hiciste en el vestuario a parte de probarte los pantalones, CERRRRDA?

Gamar dijo...

Mala vendedora. El cliente siempre tiene la razón y todo le queda siempre perfecto.
Ahora, pelos en los sobacos...seria un travesti.
O un mono muy educado.
Mejor me voy, saludos

isobel dijo...

anda queeeeeeeeeee

nsK dijo...

Qué faena que haya tenido que hacerse mayor en un momento así, con con esos pantalones aprisionándole las tetas.

Lukas ThyWalls dijo...

Yo tengo pantalones así, pero los míos en vez de subir lo que hacen es encogerse.

Gonzalo dijo...

Ya casí ni recuerdo como he llegado hasta aquí porque ha sido saltando de un Blog a otro...
Pero me alegro de haberlo hecho. Saludos y Enhorabuena por lo escrito.
También yo, y muy humildemente, suelo escribir de vez en cuando; te animo a participar en el Concurso de Cadena Ser "Relatos en cadena". ¿ Lo conoces ? De no ser así, te diré que para mí es una motivación más a la hora de enfrentarme a una hoja en blanco y oye! -como dicen ellos- conceden el premio más grande al Relato más pequeño.
La dirección es http://www.escueladeescritores.com/concurso-cadena-ser.

Augusta II dijo...

SoporTTTTándome, necesito hablar con usted urgentemente.
Pero urgentemente, ¿me ha oído?
Pero qué tontería, cómo me va a oir...

¿ME HA LEÍDO?

Si no me da una información no puedo publicarle su relato.

Por el amor de mis rizos lacios, escríbame, que no encuentro su dirección, es el estrés.

Gracias.

William De Baskerville dijo...

Me ha encantado por lo real dentro de lo abstracto.

No es aconsejable preguntar a otra persona como te queda algo que ella previamente eligió.

Soportandonos...

mytemptation dijo...

...en ocasiones la experiencia es nuestra mejor maestra...bss

Dédalus dijo...

Es curiosa esa necesidad de mostrarnos diferentes a los demás, y sin embargo ser absolutamente iguales en nuestra manera de seguir las instrucciones. La lucha entre la identidad y el sentido de pertenencia (integración) no da cuartel. Lo cierto es que la originalidad vital se paga, con extraordinarias cuotas de soledad moral.

Un abrazo, amiga.

Odi Noyola dijo...

>_< wao! ke relato más terrorífico... Es duro ke eso paso, pero como ella hay ke ¡cojerlo suave! ke weno :P Me encantan estas partes "quería ser diferente, no tenía pelos en la lengua y pecaba de imprudente.", "De pronto me di cuenta que la chica llevaba los mismos pantalones hasta el cuello; y empezó a gritarme como una loca y con la boca desencajada: te quedan horribles ¡Espantosos!... Se ve que todos queremos ser diferentes..." ¡Súper cool! ¡Chulo /chevere! ¡Gracias bombon!

Anónimo dijo...

TV: Anciana gana la loteria.
Odi Noyola: SuperCool!! >_<

TV: Muere el caracol mas viejo del mundo
Odi Noyola: Supercool!! XD

TV: Un asteroide se dirige hacia la Tierra
Odi Noyola: Supercool!! >_< >_< ♥♥♥

cristal00k dijo...

A la voz de ya, me hago la ropa a medida, como la Doña oiga! que canguelis me ha entrado con la dependienta psicópata en la tienda embrujada... Y es que con faldita estoy monísima de la muerte, oye!
Voy a curiosear un poco las entradas perdidas Sopor.

Landahlauts dijo...

Las dependientas son un poco cerdas algunas veces....

ana. dijo...

El pelo rojo de la dependienta, los pelos en los sobacos de maniquí, no deberías haber ido a esa tienda!!! por eso los pelos en tu lengua y el silencio, claro.

Besos Sopor!!!!

dintel dijo...

Me ha encantado el relato.

moderato_Dos_josef dijo...

Me ha gustado y agobiado tu microrrelato. Excelente! Pero además también tu blog, no todos los días se encuentran buenos blog y mejores post. Me llevo tu link y te dejo un abrazo, josef.

Yandros dijo...

Que original a la vez que agobiante jajajaj
Todos queremos ser diferentes... es verdad
Un saludo

Juanjo dijo...

¿Venden maquinillas de afeitar para los pelos de la lengua? ¿O hay que quitarlos con las pinzas? Doloroso silencio.

Romek Dubczek dijo...

jejej muy bueno este. Me ha encantado.
Tengo un amigo mexicano que un día, en Sitges, entró en una tienda porque se enamoró de una camisa. El dependiente, super marica-fashion-de-la-muerte le dijo: Hombre, la camisa es mona pero sinceramente con tu cuerpo no creo que te quede nada bien.
Romek